Gustos y disgustos

En cada clase de escritura terapéutica, más allá de estar con mis alumnos y alumnas realizando las consignas, me gusta observarlos. Los miro cuando escriben, los observo cuando les digo algo que los mantiene pensando, el modo que eligen para sentarse conforme a la consigna, cómo toman la lapicera, la rapidez con la que realizan determinado ejercicio o la lentitud y la espera cuando no logran encontrar esa parte dentro de ellos mismos a la cual estamos dirigiendo la consigna, porque simplemente no quieren ver algo puntual en su interior.

Uno de los ejercicios que me encanta hacer es el de mirarse por dentro y por fuera. Aprender a descubrir la magia de simplemente «SER» en el mundo, cosa que aunque parezca fácil, no lo es. ¿Por qué? Por el simple hecho que estamos atrapados en un mundo de comparaciones, de una falsa perfección, de imágenes irreales que terminan dañando nuestra autoestima y nuestro poder interior.

Nos creemos que «no somos merecedores» de determinadas situaciones, y peor aún, compramos la idea de que «el otro» o «la otra» lo hacen mejor, escriben mejor, resuelven mejor, son mas lindos o lindas, son ganadores y nosotros… perdedores innatos.

Por eso quiero mostrarles uno de los ejercicios que ayudan a que ese amor por nosotros mismos, nosotras mismas, tan vapuleado por nuestros propios pensamientos, pueda comenzar a revertirse, a reforzarse, a llevarnos a un lugar de mayor aceptación con la maravilla que somos como seres vivos y emotivos.

Voy a explicarles el ejercicio y exactamente en una semana voy a subir algunas respuestas para poder hacer los cambios efectivos. Si alguien desea realizarlo, y quieren enviarmelo por mail a veccapreetz@gmail.com , estaré encantada de leerlos y enviarles una devolución personal. Para que no se pierdan, en Asunto escriban Consigna Gustos y disgustos

Vamos entonces a la consigna:

Como todo ejercicio de escritura terapéutica, deben realizarlo en un momento en que se aseguren no ser interrumpidos, ni siquiera por el celular (sobre todo por el celular), tienen que escribir en un espacio donde estén solos y tranquilos.

Van a dibujar una persona que los representará a ustedes mismos. No es necesario que sea un dibujo para una galería de arte, pero tampoco que sea un monigote de jardín de infantes. Recuerden que son ustedes. Tienen manos, pies, rostro, tienen cabello y alguna emoción que deseen mostrar. Luego van a trazar un eje vertical desde la cabeza a los pies, dividiendo el dibujo en dos. Luego dos ejes horizontales, uno a la altura de los hombros y el otro a la altura de la cadera, obteniendo seis zonas. Por aquí abajo les dejo un dibujo de ejemplo:

En el cuadrante superior izquierdo van a escribir tres cosas que les guste desde el cuello hacia arriba, y tres cosas que les desagrade. Pueden ser físicas: rostro, ojos, cabello, cutis, pecas, lunares, boca, etc, o pueden ser internas: inteligencia, rapidez de pensamiento, pesimismo, pensamientos recurrentes, dolor de cabeza, de nuca, de ojos, memoria, mucha o poca, emociones recurrentes como ciertos miedos, fobias, etc.

Es decir tendrán seis palabras en este lugar.

En el cuadrante medio izquierdo lo mismo, desde los hombros a la pelvis tres cosas que les gusten y tres con las que están en disgusto. Físicas o emocionales: abdomen, caderas, manos, brazos, caricias, abrazos, corazón, vellos, ombligo, cicatrices, estrías, problemas intestinales, emociones que se instalan en la boca del estómago, en el corazón, violencia, golpes de puño, ira, etc.

Aqui tendran otras seis palabras.

Por último en el cuadrante inferior izquierdo, desde la cadera hasta los pies, tres cosas que les gusten y tres que no les gusten. Por ejemplo: piernas gordas, piernas flacas, placer sexual, frigidez, deseos intensos, problemas de vejiga, menstruales, dolores puntuales en algún lugar, uñas de los pies, correr, dolor de rodillas, rodillas grandes, tobillos, estrías, cola grande, cola chica, etc.

Otras seis palabras quedarán escritas por aqui.

En todo momento deben escribir con conciencia, pensando realmente en lo que les gusta y lo que les molesta de cada parte de su propio cuerpo, interna y externa. Luego van a escribir en el costado derecho, formando una lista, solo las tres cosas que identificaron que les molesta en cada cuadrante. Una vez identificadas, van a pensar y escribir qué creen tener a su alcance para revertirlas.

El próximo miércoles les voy a dar algunas respuestas conforme a lo que aprendemos en cada clase para que cada uno pueda encontrar su propia voz.

Los leo!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: