Abatida

Reflexión de un día gris

Ya no sé cómo conformar a los demonios. Puedo asegurar que hice de todo, hasta el cansancio. Pero me siguen acechando. Taladran mi mente persistente, como una gota de agua que cae, cae y cae. Intermitente.
Lo único que deseo es la libertad. Que alguien me dé una llave para volar al más allá. Que alguien escuche lo que mis labios necesitan gritar.

Todos y cada uno de éstos días dormidos acumularon dolor, angustia, ansiedad y nada los conforma. Nada mitiga el reclamo que los nudos en mi garganta ajustan sin piedad.
A veces siento que el tiempo me ha devorado en una instancia antes del desintegro.

Total.

Parcial.

Los ojos están cargados, pero no puedo llorar. A veces los cargo con pólvora para que no me vean sollozar. Son momentos donde deseo el regreso en el tiempo, pero el tiempo es un asesino a sueldo y no me encuentra cuando lo deseo.
El interior de mi boca esta empapelado de lamentos silenciosos que no puedo darles voz. No quiero.

Y ese silencio hizo de mi saliva un pegamento, donde quedaron las palabras atascadas y ya pasó el tiempo.
Innecesario hablar cuando el viento sopló todas las hojas que acumulé en mis versos.
En mis sienes siento la presión del encierro. Te guardé con tantos candados como silencios.

En mis ojos no hay brillos, ni luces ni recuerdos.
Y mis labios apretados van carcomiendo los besos que no pude darte a tiempo.

Estoy enferma. Me he contagiado de invierno y duele el alma porque es de verano mi alimento.
Las líneas melódicas acogen esta depresión que digiero con sal hasta rozar mis huesos.
Volver a intentarlo, dijeron.

Ya no quiero.

Los brazos se cansan de empujar, las piernas de buscar y el cuerpo… este cuerpo inútil que me tiene cautiva, es el mentor de mi encierro.
No importa el recuento. No importa cuántos cuerpos reposen en el suelo … nada termina.
Mis manos temblorosas van rompiendo mi vida mientras mi mente extendida pide auxilio y las hojas cayendo… cayendo al suelo de mi propio infierno.

Sé que a veces puede mejorar.

No es éste el momento.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: