CAMBIOS

Nada es para siempre

Cambios.

De eso se trata la vida. De cambios. Por eso es vida.

Nada podría existir si no cambiaran las cosas. Todo cambia desde que nacemos hasta que llegamos a nuestro último suspiro y supongo que después de allí continuamos en permanentes cambios.

En el cambio está el crecimiento de las cosas, de la naturaleza. Una semilla jamás conocería lo que es ser flor si insistiera en permanecer semilla.

El hielo no sabría fluir si se quedara siempre endurecido, si negara su condición líquida para atravesar campos tras el deshielo o surcar mares en océanos abiertos.

Un pichón no sabría de la inmensidad del cielo si nunca se atreviera a lanzarse al vacío y aprender a volar.

Cambios.

De eso se trata la vida.

Leer más: CAMBIOS

De soltar la mano de un hijo para que vuele libre buscando su propio rumbo.

Experimentar emociones, sensaciones, sentir adrenalina al ver debajo de nuestros pies el paisaje cuando nos atrevemos a volar, a imitar la grandeza de un ave, aunque sea por un corto lapso de tiempo.

Hay tantas cosas por vivir que muchas veces siento que falta vida para lograrlo.

Ver el amanecer desde una carpa en medio de la nada y sentir la frescura del rocío posarse sobre el pequeño fuego que ya se apaga en chispeantes sonidos que enriquecen el alba.

La vida fue un antes y un después ante la mirada de aquel puma con sus fauces ensangrentadas.

Un antes del miedo y un después de la armonía.

Nada funciona más grandioso que estar en armonía con la naturaleza.

Nada es más perfecto.

Cambios.

Todo cambio trae apertura de mente, de corazón. Trae aprendizaje. Fortalece la actitud con la que enfrentamos la vida. Con más fuerza, con más valía.

Vivir extremos y continuar ansiando el cambio.

Es lo que me mantiene viva.

El cambio es una puerta doble que me depara nuevos rumbos, nuevas aventuras, una nueva vida.

Hubo una época en que me habia cerrado a la idea de que la muerte termina con todo.

Pero la muerte acarició mi alma y supe que ella es el inicio.

Somos energía y la energía transmuta siempre. Pasamos a otro estado desconocido en este mundo pero seguimos construyendo desde otro lugar.

He tenido algunos encuentros cercanos con la muerte y en todos ellos una dosis de sabiduría que me dejó la receta de la resurrección.

La vida es esto.

Cambios.

Hoy estamos aquí y mañana muy lejos.

Hoy somos una cosa y al día siguiente, otra.

Pero soy esto, un conjunto de lecciones aprendidas luego de grandes cambios.

Como la chicharra que vive en las oscuridades profundas bajo tierra durante tantos años y luego surge excelsa, nívea y suave en su nueva experiencia, bajo el sol, dejando atrás el esqueleto de la que fue pero sin olvidar que los años de oscuridad le dieron la fortaleza de hoy.

Cuando las cigarras salen de sus exoesqueletos, son suaves y blancas, y sus alas mojadas las hacen vulnerables a los depredadores.Credit…Christopher Capozziello para The New York Times

Cambios.

Intensos.

Como trombas que golpean de un lado y del otro, sin descanso, probando la fortaleza de la estructura una y otra vez.

Una y otra vez.

Cambios.

Sin cambios no hay vida.

Sin cambios, las hojas mustias nunca se volverían verdes, el árbol no transformaría sus flores en frutos ni el sol asomaría tras una larga noche.

Cambios.

Bienvenidos sean todos y cada uno de los cambios que me presenta la vida.

Tengo una hoja en blanco frente a mi y es momento de escribir una nueva experiencia.

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: