Ensueño

Poesía oscura

… Y sintiendo como el sueño se agrietaba

tomé tus manos abstractas y lo ideal fue cierto,

y sacándote del sueño impasible y quimérico,

tuve la sensación de percibir tu aliento.

Pude sentir tus caricias un instante y hacerte sentir las mías.

Sonreías con estruendos que estallaban a cielo abierto.

La noche no percibía el límite entre lo real y lo etéreo

Y conversamos de lunas y dragones que escupen fuego.

Quitamos a Octubre del calendario y nos tomamos un recreo,

Remontamos barriletes y leímos tu bestiario.

Eras tangible, corpóreo, verdadero, solo por un momento.

El caprichoso sueño volvió a mi encuentro y cerrando la grieta

tus manos huyeron, desertaron, se hicieron viento…

Fotografía de Isabella Quaranta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: