Alimento y Gratitud – Testimonios

Testimonios de algunas de mis alumnas y alumnos tras la realización del taller de Escritura terapéutica

Hoy quiero compartir con ustedes algunos testimonios de mis alumnas y alumnos de Escritura emocional o terapéutica.

Creo que todos tenemos una misión en este mundo y parte de la mía es mostrar el camino de las emociones, ayudarles a comprenderlas y hacerles ver el por qué reaccionan de determinada manera ante las diferentes situaciones que se presentan en la vida.

Soy una convencida que no se puede demostrar la existencia de la luz sin antes haber conocido las sombras y dar testimonio de ello, sin máscaras, es tener una verdadera valentía.

Todas y cada una de mis alumnas y alumnos son una lección de vida para mí. Un desafío que debo enfrentar cada encuentro para ayudarlos a obtener su mejor versión. Ellos me han enseñado tanto o más de lo que yo pude haberles acercado de mi conocimiento y hoy quiero dejar espacio para que fluyan sus palabras que son mi alimento y mi aliento a seguir haciendo esto que tanto amo.

Gracias a todos y todas por formar parte de mi vida.

Uno de mis talleres grupales

Carolina Massa, Psicóloga Clínica – Educativa

“La escritura terapéutica me ha abierto un camino directo hacia mi conciencia y creatividad. Gracias a ello, he podido sanar aspectos emocionales profundos, identificando y cambiando antiguas formas de pensamiento; he ganado confianza para mostrar mi verdadera personalidad. También noté cambios en aspectos evidentes como en el proceso de cicatrización de mi piel.

Como profesional de la psicología, encontré en esta metodología una nueva y poderosa estrategia de intervención, con resultados positivos a corto plazo.

Recomiendo el trabajo de Vecca: es un hermoso ser humano, excelente profesional que sabe guiar y contener en este arduo proceso de autodescubrimiento. Siempre le estaré eternamente agradecida por todo el bienestar que estoy disfrutando”.

Luz Gattei, Psicóloga y Escritora:

“El taller de escritura emocional me sorprendió muchísimo en cada uno de los encuentros y ejercicios. Nunca pensé poder abrirme tanto con personas que no conozco pero que se animan a escribir sus verdades y cuantas cosas en común encontré en cada una de ellas. Cada martes explorábamos las emociones desde un lugar sin tabúes ni prejuicios. Con mis letras lloré y grité en cada renglón. Y también me alivié y empecé un trabajo de sanación del alma. Este taller reflexivo de quienes somos y quienes queremos ser, ayuda mucho en el bloqueo del escritor y también a destrabar esos miedos y dolores que no nos permiten avanzar en la vida. Un taller súper recomendable. ¡Gracias Vecca!”

Federico Katz:

“Comencé el taller con más desconfianza que certeza, leo a Vecca desde hace tiempo y soy un admirador de sus letras, pero no estaba seguro de que el taller pudiera ayudarme. Al iniciar estaba atravesando mi divorcio, una situación muy dolorosa para mí. Vecca supo mostrarme el camino para sanar todo lo que me dolía adentro. Incluso mi cuerpo, se habia convertido en un dolor tras otro, cuando no era la cabeza, era la espalda, las manos, la cintura. Sin embargo, escribir con las consignas que ella me indicaba y me orientaba, logró que se aliviaran los dolores del cuerpo. Es verdaderamente increíble todo lo que padecemos al no saber gestionar nuestras emociones. Gracias mi querida Vecca por mostrarme un camino diferente. Los que deseen conocerse realmente, deben animarse a entrar en este taller.”

Sara Martínez Plaza:

“Descubrí mi capacidad de contar en palabras mis experiencias de vida. Me descubrí abriendo el corazón ante quienes no me conocían. Lo hice y me reconfortó y agradezco a cada una de las chicas del equipo que Vecca conformó que me haya posibilitado descubrirme, crecer creativa y emocionalmente. Crecí. Dijo el poeta …uno vuelve siempre a los mismos sitios donde amó la vida.”

Roxana Aguirre Igenes, Psicóloga:

“En el taller de escritura emocional pude enfrentarme, mediante la escritura, a mis historias que estaban un tanto ocultas, otro tanto rugosas o borrosas, y pude expresar desde lo más profundo de mi ser. Me emocioné junto a ellas, me enojé, me vi a los ojos con partes de mí que no podía ver de mí y destape miedos, liberé fantasmas gracias a este pasar junto a Vecca y a todas las que lo integraron este taller.

Me sentí como en casa, me sentí abrazada, me sentí acompañada.  Camine sobre mis miedos, abrace el dolor, deje ir mochilas sobre la corriente, reí, llore, me divertí, me aventure, me mime, fui valiente, todo eso lo hice a través de las palabras, con mi lapicera y un cuaderno que me va acompañar el resto de mi vida, volví a mis retoños, volví a cuando era chica y  a ese diario íntimo que hacía de amiga, que hacía de mamá y que hacía de voz interior guiándome.

Vecca me transmitió todo su saber, compartió sus secretos para un caminar diferente, menos pesado y con amor propio, por todo eso la recomiendo a ella, a su taller, y no una vez, sino para repetirlo.  Yo no tuve la suerte de vivirlo completo porque en el medio  tuve unos temas de salud, pero Vecca y todas las integrantes del taller nunca dejaron de ser mi sostén en ese momento y mis letras me acompañaron mi dolor, pude transmitirlo en palabras volcadas en un papel y gritarlas al resto del mundo sin tapujos, pude enfrentarme a ese a esa sensación de que ya no más el dolor será el dominante, grité, lloré, reí, me sonreí y descubrí en mí una escritora desde las emociones, desde mi yo interior que no conocía, y me gusta.

Quiero agradecer a Vecca por emprender este hermoso taller y quiero invitar al resto a que lo disfrute, que lo viva y que navegue sobre las letras, pero están advertidos entras en el taller de escritura emocional de una forma y salís de otra.”  Gracias Vecca, Con amor Roxana Aguirre Igenes

Nilda Terroba, Docente:

“Hace un año empecé a expresar mis emociones y sentimientos por escrito, muy raro en mi desde mi creencia…. escribís mal o lo escrito … escrito esta.

Me fui desprendiendo y empecé a escribir dejando llevar todo mi ser al cuaderno.

¡De a poco note qué lindo y liberador es!! Vecca en sus talleres llegó a movilizar y curar mis heridas sangrantes, que hoy miro y siento desde un lugar positivo. ¡Eternamente Agradecida! Pendex Hermosa.”

Sharon Calle, Artista:

“Bien. Creo que ya se dijo lo maravilloso que es este taller, lo bien que se siente sacar lo que nos persigue o atormenta, la verdad una forma demasiado liberadora. Lo he venido haciendo estos dos últimos años y realmente veo el cambio en mí, veo el avance, y lo más importante, me siento más segura. Estos dos últimos me encontraba justamente en cambios (tanto personal como todo alrededor), y estar acompañada de seres increíbles no me sentí para nada sola, para nada perdida. Seguí escribiendo, haciendo los ejercicios y aprendiendo más de mí. Mil gracias por esto. A parte de todo lo que sentimos por el taller, creo que por ti Vecca va mucho más allá. Infinitas gracias desde el corazón por ser ese alguien que necesitamos, por encontrar esa manera de ir de a poco con algunos ejercicios y sacar tanto de nosotras. Y como nosotras, hay mucha más gente que lo necesita y la verdad no paras. Sigues escribiendo, sigues invitando, haciendo más talleres, más cosas por otros. Y es admirable la manera en cómo llegas desde una página hasta un taller. Te quiero muchísimo, te abrazo desde lo más profundo. Y estoy muy feliz de haber compartido cosas tan mías con mujeres increíbles. Son grandes todas, gracias por compartirlas conmigo de igual manera, porque aquí se aprende de todo. Besos y sigamos escribiendo siempre siempre 💕

Stella Maris, Escritora y Copywriter

«Eternamente agradecida con este emocionante y sanador taller que Vecca nos has dado, emanando su preciosa energía de compresión y guía. Logré perder mi inhibición pudiendo ver mis estancamientos desde los ojos de mis compañeras, todas bellas y valiosas mujeres, escucharlas y abrir mi mente enfrascada en mis problemas, esos que se transforman en el mundo cuando un paso más allá, solo callando la mente un minuto, se pueden escuchar y ver a los otros que llevan mochilas parecidas o mucho más pesadas en varios casos. Escribir, tachar, volver a escribir, amar, llorar, empatizar con las chicas, todo un universo que conocí gracias a Vecca y su bella alma. Gracias querida Vecca, por siempre en nuestros corazones.  Stella.»

Liliana Exeni:

«Yo solo tengo palabras de agradecimiento, para vos Vecca y todas las hermosas mujeres que nos acompañaron en este taller. Hace más de un año empecé a escribir y aprendí a enfrentarme a mis sombras (¡ardua tarea!!) y a sanar cada herida que empieza a sangrar, sabiendo que hay un grupo de mujeres que acompañan a la distancia ¡¡¡Gracias infinitas mujeres y Vecca!!! Les envío a todas, un aplauso y mi ❤️.»

Alba Lucía Vivas:

«Muy agradecida con Dios por permitirme conocer a Vecca Preetz y participar en el Taller de escritura terapéutica, el cual me permitió encontrar mi esencia, una parte de mí que tenía perdida hacía muchos años. Llevar a cabo las prácticas de este taller me permitió regresar a mi pasado, a mi infancia un mundo mágico y maravilloso el cual tenía ya olvidado, me permitió descubrir que el miedo era lo que no me permitía avanzar, pude enfrentarlo y pude sanar unas heridas que no sabía que aún estaban ahí, camufladas en lo más profundo de mi corazón.

Fue una bonita experiencia hablar con Vecca, sentir que alguien te escucha atentamente, sin cuestionarte porqué ríes, porqué lloras, es como un bálsamo sanador, es muy gratificante. Gracias Vecca porque pude abrir una brecha, romper esa caparazón que me mantuvo sumergida por tantos años en la tristeza, soledad, y ese sentimiento de fracaso, de no soy capaz, no puedo. Hoy puedo decir que por fin pude salir a la luz, y encontrarme conmigo misma, extendí mis alas, gracias por ayudarme a identificar mis emociones, a sensibilizarme con el mundo exterior y a descubrir que a mis 54 años soy una mujer hermosa, valiente que ama a su familia, a Dios y así misma.   Que Dios te bendiga y bendiga el fruto de tu trabajo.»

 Gina Massa, Contadora:

«La experiencia que he tenido al estar aprendiendo a escribir mis sentimientos, deseos, emociones y cada situación que vivo, no sólo me ha dado sanidad física, sino emocional, aprendiendo a conocerme y a ver a las personas a mi alrededor de una manera diferente, viéndome y viendo las personas con amor y de manera positiva, además de las habilidades para escribir. Vecca es una persona muy especial en mi vida, gracias por todo.»

Rosa Licancura González, Fotógrafa:

«Desde que comencé el taller Vecca me ha acompañado y me ha guiado de tal manera que me ha hecho sentir en casa, acogida.

El dolor muchas veces me ha querido hacer dejarlo, ver que no avanzo y me estanco pero cada vez que hablamos la paz se siente, la bruma se disipa.

Encontrarme y mirar hacia adentro a sido sin duda toda una travesía y me alegra poder contar con su compañía, con su calidez y comprensión.«

Gracias por tantas devoluciones hermosas y por alimentar las ganas de continuar con esta labor que es parte de mi vida.

❤️ Son parte de mi vida ❤️

Si desean formar parte de mi taller, pueden enviarme un mensaje desde la pagina de contacto.

Un comentario sobre “Alimento y Gratitud – Testimonios

Agrega el tuyo

  1. Me acuerdo de ese grupo maravilloso! Risas y lagrimas que terminaron haciendo un grupo unido desde las emociones. Gracias por pasar y dejar tu experiencia en mi taller.

    Me gusta

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: